metroSanto Domingo, Rep Dom.-  ¡Satisfacción! Es la palabra que define al subdirector de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), Leonel Carrasco, al hablar de la construcción de la II Línea del Metro de Santo Domingo, hecha con 90% de mano de obra criolla.

El país cuenta con ingenieros especializados en la construcción de metros y sus servicios ya son solicitados en otros países por su calidad y profesionalismo. Carrasco cuenta a Diario Libre que la obra ha dejado mucha enseñanza en diversos aspectos.

P. ¿Qué porcentaje de dominicanos trabaja en la construcción del Metro de Santo Domingo?

R. Más del 90 por ciento son dominicanos, hay algunos extranjeros. En los trabajos fuertes hay algunos haitianos, a los que se les exige que tengan sus documentos, hay españoles, colombianos, alemanes y franceses, pero esos son porcentajes muy reducidos, no llegan ni al 2 por ciento, quizás los haitianos pueden ser un cinco por ciento, pero están para trabajos especializados.

Eso está en los contratos, el mantenimiento y operación conlleva un año de instrucción a los ingenieros nuestros, tanto aquí como fuera. Yo mismo después que tengo canas tuve que visitar otros países, ir a Europa y ver muchos metros, específicamente el Metro de Madrid, ahí fue donde nos entrenamos y dimos los primeros pasos, de ser ingeniero civil, ahora somos ingenieros con mención en ferrocarril ligado al transporte.

P. ¿Cuántas personas trabajan en su construcción?

R. Son cerca de 1,700 entre compañías, personal de la OPRET y algunos son directos e indirectos, técnicos, ingenieros, agrimensores, obreros especializados, concreteras, los que sirven los áridos como la arena, la grava, y la pasta y qué bueno que la mayoría de las cosas son dominicanas.

P. Háblenos de la seguridad

R. Fíjese, la seguridad que hay ahí (en el Metro) guardando la distancia, es la misma que hay en aeronáutica , un tren de esos se despacha igualito que en una torre de control . Es un procedimiento. Solo hemos tenido el accidente de la torre, pero no hubo muertos ni en la línea I no en la II.

Todas las obras que hacen los gobiernos tienen una pizca política y nosotros hemos querido cuidar la obra, hemos querido cuidar al humano tanto en el proceso de construcción como en el servicio. Entonces lo que ha hecho eso es el sortilegio de la vida, los métodos que les hemos exigido a los contratistas, mira hay que poner dos vallas de zinc, el seguro tuyo tiene que cubrirnos desde acá hasta acá, si pasa algo. Entonces ese contratista tiene que ajustarse al contrato.

P. ¿Qué ha significado el Metro para usted?

R. Hacer la primera línea del Metro de Santo Domingo fue una odisea porque había sectores interesados en hacer fracasar el proyecto. Muchos porque ignoraban que era un proyecto de transporte masivo rápido, que fuera por debajo o por encima del corredor, entonces había una resistencia, incluyendo muchos técnicos muy calificados y muchas personas de honor ligadas al transporte que estaban en contra. Ya en la posteridad se han dado cuenta de su funcionamiento y de su efectividad hacia lo que se planteó.

Nosotros empezamos con esa primera línea del Metro tratando de organizar, porque teníamos el pesar de que había muchos agoreros diciendo: eso se va a llenar de chicharrones y casabe, pero no les hemos hecho caso a eso e impusimos una disciplina y esa disciplina se ha mantenido siete años después de ponerlo en operación por paga.

P. ¿Llenó las expectativas?

R. Nosotros jamás nos imaginamos que a la primera línea ahora le hace falta incluirle 20 módulos de trenes más porque nosotros diseñamos para 135,000 pasajeros y ya está en 160,000 pasajeros esa línea y la línea dos que cumplió un año en abril pasado de 2015 ya lleva 100,000 pasajeros diarios, quiere decir que ese servicio que se está dando, y otro orgullo de ese servicio, es que el 99% de quienes los brindan son dominicanos entrenados en Francia, en España y aquí en Santo Domingo, es más; el Metro de Santo Domingo le ha servicio de paradigma al Metro de Panamá, porque su presidente vino aquí y dijo: yo quiero el Metro de Santo Domingo en Panamá y llevan una línea operando allá. Hicimos un intercambio de tecnología y aquí se entrenaron la parte administrativa y los conductores de ellos. También los técnicos, yo mismo fui un par de veces. Nuestros constructores del Metro fueron los que los entrenaron a ellos aquí en el país, el presidente saliente Ricardo Martinelli quería que este metro lo hiciéramos dominicanos y los primeros diseños fueron de dominicanos y nosotros le dijimos es por aquí que van los estudios.

P. Háblenos del servicio.

R. Hay un servicio eficiente, desde que entra siente que va en un sitio normal que no le agrede nada, que la gente va disciplinada, la gente se comporta. Tanto la embajadora de Francia como la de Alemania, cuando han caminado las dos líneas han felicitado el comportamiento de la gente, la higiene y la efectividad del Metro.

Nosotros nos hemos empeñado, el cuerpo de la OPRET, con el señor Diandino Peña a la cabeza, en que ese servicio se mantenga a como dé lugar, bueno porque es un interés de que el pueblo dominicano disfrute de alqo que le ha costado mucho trabajo pagando impuestos, porque son obras caras y a la larga al pueblo le sale mejor porque ya esos trenes tienen siete años y están nítidos y pueden durar siete años más, pero elevado al cuadrado , la vida útil es de uno 40 años.

P. ¿Qué ha pasado con las rutas alimentadoras?

R. Nosotros queríamos formar un plan piloto con 100 minibuses que teníamos. El Banco Interamericano de Desarrollo aportó un millón de dólares para que nosotros estructurásemos el primer portal para la parte norte de las rutas alimentadoras, viniendo por Los Guaricanos, estación Peña Gómez, Punta de Villa Mella y Mamá Tingó, Haras Nacionales, La Victoria y otros; nosotros preparamos cinco parques para guaguas con todos sus galpones para darle su mantenimiento, pero nosotros queríamos un servicio que fuera acorde con el Metro , entonces por falta de fondos tuvimos que entregar las guaguas al Gobierno Central y ellos se las entregaron a la OMSA. Eso no se ha parado, nosotros hemos seguido asesorando al Gobierno en otros corredores.

P. ¿Habrá más líneas?

R. Hemos dado un salto porque después de ahí se pueden hacer dos líneas más, se puede seguir la línea que está, la tenemos preparada para seguir y darle servicios a Simonico, La Isabelita, Maquiteria, Villa Duarte y allá abajo en el sector donde está el Acuario, y la otra que es la más importante, que es llevarla hasta San Isidro para venir desde San Isidro, El Bonito y la ciudad del Almirante.

 

Fuente: Diario Libre

Acerca de kcsiete

Kelvin Castillo Feliz Siervo de Jesucristo; Dominicano nacido en Constanza, residente en Santo Domingo. Locutor, Actor y Productor de TV. Escritor para diferentes paginas web y revistas. Seguir a @kelvin7rd en Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s