Kalil Michel

Mientras se construía la 1ra Linea

A lo largo de la historia, la capital Primada de América, al igual que todas las ciudades, ha experimentado un intensivo proceso de transformación vial, en procura de adecuar su tejido urbano a la movilidad y coexistencia de los ciudadanos.

En la década de los 60 se sacó de la periferia de la vieja ciudad al aeropuerto General Andrews; en los 70 se prolongó el eje de la avenida 27 de Febrero, junto con la construcción de la Av. Winston Churchill, y a finales de los 90 se realizaron los túneles y elevados en toda la Capital. Luego de definida la nueva Ciudad de Santo Domingo, desde la perspectiva del transporte ninguna intervención urbana ha sido más trascendente en tecnología, inversión e impacto territorial, que la del Metro de Santo Domingo.

Las soluciones de transporte colectivo sobre vías férreas, mejor conocidas como metro, se implementan cuando los sistemas de transporte ciudadanos agotan los aspectos privados y tradicionales, puesto que la congestión urbana es tal que se hace imposible la movilidad de los pasajeros en tan reducidos espacios públicos. No obstante, el Distrito Nacional ha sido impactado por la construcción de un costoso metro que recorre las zonas densamente menos pobladas de la ciudad, presentando un cuadro ilógico en el orden de los factores ha implementar, en la búsqueda de solución de la problemática.

Empero, esta realidad ilógica nos brinda una gran oportunidad ya que en casi todas las partes del mundo se construye el metro a partir de una vieja ciudad, pero dada la naturaleza de nuestro proceso, tenemos la posibilidad de fabricar una ciudad totalmente nueva, a partir del Metro.

A partir del Metro podríamos construir una ciudad con menos circulación de vehículos de motor individuales, reduciendo la polución, y que permita el ensanchamiento de las aceras para el peatón, admitan la inserción del arte público, del alumbrado, la arborización y el mobiliario urbano, generando un agradable ambiente ecológico y descontaminado paseo citadino. Es por lo que creo si el Metro es una realidad, ha pasado el tiempo de criticarlo y lo que debemos hacer es tratar de aprovecharlo.

El autor es arquitecto y urbanista.

Fuente: Listin Diario

Anuncios

Acerca de Kelvin Castillo

Kelvin Castillo Feliz Siervo de Jesucristo; Dominicano nacido en Constanza, residente en Santo Domingo. Seguir a @kelvin7rd en Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s