Santo Domingo, RD.- Desde ya, la puesta en funcionamiento al público del Metro de Santo Domingo comienza a dar resultados concretos y palpables, porque los “tapones” que solían verse en las avenidas Máximo Gómez y Hermanas Mirabal, y en algunos de sus tramos e intersecciones, comienzan a desaparecer.Durante un recorrido de periodistas del Centro de Información Gubernamental (CIG) por estas vías, se observa que el tránsito de Norte a Sur por el puente Jacinto B. Peynado es fluido, contrario a días pasados en el que el flujo de vehículos era tan caótico que agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) habilitaban el carril de Sur-Norte por el elevado de la avenida Máximo Gómez para agilizar el movimiento.El “tapón” en el puente Jacinto B. Peynado en horas pico, sobre todo en la mañana, solía provocar “tapones” que repercutían en toda la Máximo Gómez y Hermanas Mirabal, lo cual causaba que los pasajeros perdieran hasta dos horas para llegar a sus puestos de trabajo.De igual modo, para llegar desde Villa Mella hasta La Feria los pasajeros debían pagar hasta 3 y 4 pasajes de ida y otros tantos de regreso, lo que les obligaba gastar entre 60 y 80 pesos diarios, cosa que provocaba que sus bolsillos fueran fuertemente afectados por los altos precios que cobraban los choferes de Fentrauni y Fenatrano.Desde la Charles de Gaulle y las avenidas Hermanas Mirabal y Máximo Gómez, donde el tránsito en la hora pico es un desorden, esta vez luce normal y sin “tapones”.Otra cosa que los pasajeros ya no tienen que soportar con la puesta en funcionamiento del Metro, son los insultos y malas palabras que los choferes y cobradores proferían a los usuarios del concho, ya que ahora van en el Metro en un ambiente decente y seguro, donde reciben un trato humano y mucha protección.Los minibuses, por el poco flujo de pasajeros, circulan ahora vacíos o semivacíos de una vía a otra, pese a que están promoviendo el pasaje a 10 pesos. La estudiante Yáskara Mercedes dijo que el Metro le quitará a los choferes de carros y minibuses “la ñoñería y el engreimiento, porque maltratan a los pasajeros y los tratan como animales”.El novedoso sistema de transporte fue construido en un tiempo récord de tres años, acción ponderada por los principales ejecutivos del Metro de Madrid, empresa que tuvo a su cargo la supervisión de la obra y el monitoreo técnico del rodaje de los vagones. La inversión aproximada fue de 699 millones de dólares.Esta obra tiene singular importancia por los beneficios que trae a los dominicanos en el transporte público de Santo Domingo, y por los beneficios conexos que también les aportará a la población en otros aspectos de sus vidas.La obra es esencialmente un proyecto de modernidad que va dirigido a la clase pobre. Entre los beneficios colaterales que trae el nuevo sistema de transporte para los dominicanos está el ahorro de combustibles, comodidad, seguridad, rapidez, empleos, disminución de la contaminación ambiental, mejor circulación del transporte en la superficie, menos “tapones” y solución del drenaje pluvial en esa zona, entre muchos otros. Se tiene previsto que 175 mil personas utilicen cada día los servicios de este novedoso y moderno sistema de transporte colectivo.

Anuncios

Acerca de Kelvin Castillo

Kelvin Castillo Feliz Siervo de Jesucristo; Dominicano nacido en Constanza, residente en Santo Domingo. Seguir a @kelvin7rd en Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s